lunes , mayo 20 2024

UN PODCAST REVELA RELACIÓN DE LUIS MIGUEL CON EL PODER

ESPECIAL.- El interés de Alberto Tavira por Luis Miguel surgió a raíz de un evento peculiar protagonizado por el músico. En 1989, Luis Miguel actuó en la antigua residencia presidencial de Los Pinos durante la fiesta de cumpleaños número 15 de Cecilia Salinas, hija del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. A Tavira le llamó la atención que este incidente no se mencionara en la serie de Luis Miguel en Netflix, la cual fue revisada por el propio artista. Esto despertó su curiosidad y lo llevó a investigar a fondo el contexto de aquel suceso. El pasado 18 de abril, Tavira lanzó el primer episodio de su audioreportaje titulado «Luis Miguel, ¿culpable o no?» (Podimo), en el cual indaga en las relaciones y acercamientos de El Sol con la política. Durante un año, Tavira se sumergió en una exhaustiva investigación que involucró documentación, solicitudes de transparencia y entrevistas con biógrafos y personalidades destacadas. Como resultado de su indagación, concluye que El Sol «siempre sale ganando» en sus relaciones con el poder.
Tavira se reunió con EL PAÍS en una cafetería del centro de Ciudad de México, donde compartió los detalles de su podcast. A pocas horas de la publicación del episodio 5, titulado «La imagen de Guerrero: ¿un guiño a la izquierda?» (ya disponible), el periodista se mostró emocionado y no pudo contener las expectativas: «[Los capítulos 5 y 6] son impactantes». En dichos episodios, revela el gasto millonario que el Gobierno del Estado de Guerrero, gobernado por el PRD con apoyo del Gobierno Federal, destinó en 2013 para crear el comercial de un minuto titulado «Soy Guerrero», en el cual Luis Miguel fue el protagonista y estuvo en el aire durante casi dos meses. El Estado presentaba a Luis Miguel como el azote del narcotráfico, pero en septiembre de ese mismo año, la ciudad donde se filmó el comercial, Acapulco, quedó devastada por los efectos de la tormenta tropical Manuel. «Como dice Pedro Torres, uno de los productores de la campaña y una persona de confianza del cantante: ‘Más allá de las preferencias políticas, esto era un negocio, y Luis Miguel es un hombre de negocios'», afirma Tavira. En su audioreportaje, el periodista conversa con Torres y con el entonces director de mercadotecnia de Guerrero, Rael Ávila, quienes coinciden en sus declaraciones.
«En mi conclusión, fue una campaña costosa que involucró tráfico de influencias y amiguismo, y en la cual Luis Miguel pasó por alto todas las normas contractuales que rigen para un gobierno. Él decidió cuándo y dónde se realizaría el comercial, cuánto cobraría y qué se diría en el guión publicitario. Eso es un escándalo», concluye Tavira indignado.

Lea También

JENNIFER LÓPEZ Y BEN AFFLECK ESTARÍAN VIVIENDO SEPARADOS POR DIFERENCIAS 

Especial/ Si bien fueron fotografiados juntos en Los Ángeles el jueves junto a sus hijos, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat